Bodegas Montevannos



Seleccionada la mejor uva en la propia viña, y tras una fermentación controlada en depósito, sometida a los más altos estándares de calidad, el vino envejece en un parque de 1.000 barricas de roble americano y francés en nuestra bodega, donde alcanza la plenitud y la riqueza de los matices buscados, la expresión y la textura característica de nuestros caldos.

La crianza en botella enriquece al vino como un buen sueño reparador. Este descanso está perfectamente controlado en nuestra bodega. No dejamos al azar ningún detalle: el control de la humedad, la temperatura ambiente, la luz, la calidad del corcho, hasta el embotellado y etiquetado de todos nuestros vinos.

Ponemos todo nuestro esmero, cuidado y cariño en conjugar la más sabia tradición con la más moderna tecnología, elaborando nuestras marcas más emblemáticas y disfrutando en la búsqueda de nuevas sensaciones.